Entrevistamos a Aarón Sánchez, nuestro Juan Repollo de “El Maravilloso Retablo de las Maravillas Europeas”

Entrevistamos a Aarón Sánchez, nuestro Juan Repollo de “El Maravilloso Retablo de las Maravillas Europeas”

Hoy vamos a conocer a Aarón Sánchez, otro de los actores valencianos que forma parte del equipo de “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”. Este maestro de inglés de Cheste, que ya cuenta con una dilatada experiencia en el mundo del teatro amateur, prepara la gira de este verano con mucha ilusión y muchas ganas de que todo el mundo conozca los proyectos de Escena Erasmus.

Aarón, preséntanos a tu personaje.
Mi personaje es Juan Repollo, uno de los candidatos a la alcaldía de Juanesburgo, una persona muy visceral, que habla y luego piensa, pero con un gran corazón y muy inocente.

¿Cuáles fueron las dificultades que se os presentaron en un primer momento con textos clásicos como éstos?Cuando la leí por primera vez me costó un poco adaptarme al tipo de lenguaje utilizado, pero no tuve muchos problemas en entenderlo. Sobretodo el hecho de hacer que no parezca un texto clásico, darle la naturalidad para que se asemeje al lenguaje de hoy es un poco dificil, pero trabajando las intenciones no hay ningún problema.

¿Existen paralelismos entre los temas que trata esta obra de textos de Miguel de Cervantes y la actualidad social y política?
Yo creo que sí. El desgobierno que se presenta en la obra se podría trasladar a Bélgica, donde aún no tienen gobierno. Luego está la corrupción, y se habla mucho de la política y de que a los alcaldes no les importa hacer cosas por el pueblo sino por su propio interés. Es curioso, porque en una de las sesiones previas de lectura, vimos un paralelismo con el movimiento 15M ya que hay dos personajes que en un cierto momento se dan cuenta de lo que está pasando y quieren cambiarlo sublevándose.

¿Qué esta siendo lo más bonito del montaje?
Yo ahora estoy disfrutando mucho con el trabajo de creación de personaje. Ahora se nota que ya no es Aarón actuando sino que ya vamos consiguiendo un biorritmo propio del personaje. Me gusta mucho la investigación que hacemos de cada uno y también de lo que vamos encontrando de los demás personajes.

¿Y lo más duro?
¡Yo ahora mismo estoy borracho de todo este momento teatral y nada me parece duro! (Risas). Quizás lo más duro sea el ritmo de ensayos, pero tampoco lo llevo mal.

¿Qué te parece el programa de las Huellas de la Barraca que organiza la Sociedad Estatal de Acción Cultural Española?
Me parece un programa genial. Las huellas de la Barraca hace que la gente vea más teatro, es una apuesta muy valiente del Gobierno para infundir el teatro y recuperar el espíritu de García Lorca, que llegue a los pueblos donde no se puede ver este tipo de teatro. Y además que esté protagonizado por jóvenes me parece una idea muy buena que ayudará a contagiar a otros jóvenes esta pasión por el teatro. García Lorca apoyó al pueblo y pese a ser un poco señorito, estaba muy comprometido. Él quería que la gente se enterara de lo que pasaba y nosotros de una manera o de otra también lo vamos a hacer porque esta obra, aunque sea cómica, tiene mucho subtexto, y estoy seguro de que la gente lo verá.

¿Qué esperas de la gira?
Supongo que con la gira me pasará lo mismo que con todo. Tenía unas expectativas de los cursos de Escena Erasmus y se sobrepasaron, tenía unas expectativas de lo que era este montaje y también se han sobrepasado gracias a lo que estoy aprendiendo y disfruntando. En la gira supongo que me divertiré mucho con todos.

¿Cómo son tus compañeros?
Somos una familia. Al principio cuando empezamos Escena Erasmus eran compañeros y luego ya a partir de la primera muestra ya comenzaron a ser amigos. Ya este segundo cuatrimestre ha supuesto una unión no solo de la gente que esta en la gira sino de los 26 alumnos que somos. El teatro une. Somos como hermanos. A mi me sorprendió mucho que aunque no conociera toda la vida de mis compañeros ya reconozco su olor, y eso es muy especial, porque eso quiere decir que has trabajado muy intensamente con ellos.

¿Qué te ha supuesto participar en Escena Erasmus?
Vivir la expeirencia Erasmus dentro de mi propio país. Yo hice la beca Erasmus el año pasado en Irlanda y fue totalmente diferente. Pero vivirlo aquí me ha hecho aprender que los Erasmus se implican mucho en las culturas y tradiciones de este país. Creo que a partir de ahora yo también lo practicaré cuando vaya a otros países.

Y después de esto, ¿seguirás haciendo teatro?
Al año que viene me voy a Inglaterra a vivir y seguramente buscaré algo de teatro, está tan dentro de mí que creo que sería dificil vivir sin él durante un año.

¿Cómo te sentiste al saber que eras parte de un Premio Europeo Carlomagno de la Juventud?
Me sentí muy orgulloso de pertenecer a este proyecto. Es un gran reconocimiento para todas las personas que han puesto en marcha algo así de fresco. Que se premie un proyecto en el que están trabajando todas las nacionalidades de Europa debe servir para que los políticos vean que podemos trabajar juntos, y podemos ser de verdad una Europa unida que no es tan diferente.

¿Qué le dirías al público para que venga a ver “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”?
Que no se lo piensen y que vengan que después se emocionarán mucho, sobretodo al ver a siete personas jóvenes que han trabajado mucho y con una ilusión tremenda. Un grupo que se quiere mucho y que de verdad cree en el espíritu de Europa de trabajar todos juntos. Este es un montaje maravilloso que une interpretación, música y baile, donde todos mis compañeros están fantásticos y se lo pasarán muy bien.