Charlamos hoy con Sophie Paneri, nuestra actriz griega de “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”

Charlamos hoy con Sophie Paneri, nuestra actriz griega de “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”

Hoy hablamos con nuestra actriz griega, Sophie Paneri, una estudiante de Biología de la Universidad de Atenas-Kapodistrian que no dudó ni un momento en volver de Grecia para participar en el proyecto de “Las Huellas de la Barraca 2011” pese a no tenerlo muy fácil en su país. Una chica valiente, decidida y muy concisa que queremos que conozcáis más a fondo.

Sophie, preséntanos a tu personaje.
Yo soy Juan Castrado, el mejor alcalde del pueblo, al que todos tienen que votar, porque de los dos que luchan por este puesto, es el más inteligente y el más autoritario. Creo que mi personaje representa un poco la parte de la política del engaño, de la demagogia… ¡aunque todos los políticos engañan! (risas).

¿Cuáles fueron las dificultades que se os presentaron en un primer momento con textos clásicos como éstos?
Lo primero entenderlo. Luego estaba el aprender un texto en otro idioma y darle naturalidad. Y luego ser capaz de entender todo lo que tus compañeros dicen, tanto en el texto como fuera de él.

¿Cómo ha sido la preparación de estos textos?
Bueno yo me integré un poquito más tarde en el trabajo previo, pero todos me ayudaron muchísimo para entender el texto, y luego todos me ayudaron con la pronunciación, la entonación y el significado.

¿Qué esta siendo lo más bonito del montaje?
Lo más bonito es la creación de un grupo como éste y lo que puedes llegar a crecer personalmente, es maravilloso.

¿Y lo más duro?
Lo más duro es tener que ser tan responsable. Hay mucha alegría, lo podemos pasar muy bien pero con el peligro de perder todo el trabajo hecho hasta ahora. Puede cambiar la dirección del trabajo si nos dispersamos y eso es lo que más cuesta mantener a regla.

¿Qué te parece el programa de las Huellas de la Barraca que organiza la Sociedad Estatal de Acción Cultural Española?
Me parece genial. Esto es buenísimo porque da la oportunidad a los estudiantes de hacer teatro universitario viajando.

¿Qué esperas de la gira?
Vamos a ver… Espero sorpresas y sobretodo en la parte de la convivencia con mis compañeros (risas).

¿Cómo son tus compañeros?
Son diferentes. Hay un punto en el que todos convergemos. El ambiente entre nosotros es fantástico, antes de entrar en el grupo de La Barraca no los conocía tanto, porque solo estuve en las clases del segundo cuatrimestre y fui la primera en irme de ellas y volver a Grecia por motivos académicos. Pero ahora los considero mi pequeña familia en Valencia.

¿Qué te ha supuesto participar en Escena Erasmus?
He pasado mis momentos más buenos en esta ciudad y en este país. Tengo un recuerdo muy dulce y especial.

Y después de esto, ¿seguirás haciendo teatro?
Creo que sí. Es algo que quiero hacer seguro, ya había hecho algo en Grecia pero ahora quiero seguir con más fuerza.

¿Cómo te sentiste al saber que eras parte de un Premio Europeo Carlomagno de la Juventud?
Me sentí muy orgullosa porque al final lo conseguimos. Este proyecto es algo nuevo para Europa, creo que tenía que ganar. En Grecia también se podría dar un proyecto así, en la parte de la organización, si hay voluntad de hacerlo a través de los estudiantes y de manera autogestionada, se podría llevar a cabo, pero si ningún tipo de ayuda económica por ahora (lo dice de manera irónica).

¿Qué le dirías al público para que venga a ver “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”?
¡Señoras y Señores, no se pierdan “El maravilloso retablo de las maravillas europeas”, una oportunidad única de ver a una griega, una suiza, un francés, una italiana y tres valencianos actuando todos juntos!