Hoy conocemos a Irene Malin, una de las dos actrices italianas de “Lorca, Calderón y los estudiantes de Babel”

Hoy conocemos a Irene Malin, una de las dos actrices italianas de “Lorca, Calderón y los estudiantes de Babel”

Hoy conocemos a una de las dos actrices italianas de “Lorca, Calderón y los estudiantes de Babel”. Irene Malin (Rovigo, Italia), estudiante de Historia del Arte y de Conservación de los Bienes Culturales en la Università degli Studi di Padova (Padua, Italia).

Irene, preséntanos a tus personajes.
Mis personajes son muy interesantes y muy dificiles de enfrentar. Tengo tanto personajes oscuros como personajes llenos de luz. Estoy desarrollando un trabajo muy complejo entre dos de los protagonistas del espectáculo, uno de ellos, será el mismísimo Federico García Lorca, el cual, tiene que moverse en un equilibrio de sensaciones y de significados. Es una responsabilidad muy grande interpretar a una parte de Lorca muy rica en emociones. El trabajo de documentación que me ha permitido la creación de este personaje ha conseguido que conozca mucho mejor a una de las figuras claves de la literatura europea del siglo XX.

¿Cuáles fueron las dificultades que se os presentaron en un primer momento con textos clásicos como éste?
Me costó muchísimo entender el significado literario, las figuras retóricas, el subtexto de los textos de Calderón y de Lorca. Los dobles sentidos, me costaron mucho. Pero las sesiones que hicimos de lectura y los coloquios que tuvimos con los actores españoles y con los miembros del equipo artístico me ayudaron muchísimo para poder conseguir los objetivos que desde dirección nos marcaron.

¿Qué está siendo lo más bonito del montaje?
Ver como hay diferentes carácteres en el grupo, y ver cómo los textos se adecuan perfectamente a nuestras personalidades. Es muy interesante que se respete nuestra condición de estudiantes que aman el teatro y que a partir de ahí se pueda construir una torre de Babel en la que se mezcla nuestra pasión por este arte. El fruto de todo esto serán personajes muy reales que sentiremos muy adentro. Por otra parte, tengo mucha curiosidad de ver el resultado final, por ahora solo he visto mis escenas, y cuando voy descubriendo las demás me parece que el trabajo del director Antoni Tordera es perfecto y que dará un gran resultado, y espero que sorprenda positivamente al público.

¿Y lo más duro?
El tiempo que le tienes que dedicar, son horarios profesionales en toda regla. Al principio yo no podía imaginar el nivel de concentración y de trabajo que esto requería. Mira, yo ya pensaba que las clases del taller de interpretación de Escena Erasmus eran duras, y aquello, comparado con esto ¡era un juego! A veces pienso que es muy dificil mantener el ritmo, pero por otra parte es más importante el contrapeso de poder trabajar con personas del nivel profesional, académico y artístico de Antoni Tordera, de María José Soler o de los chicos de CRIT, es un gran premio para los que nos gusta el teatro. Creo que todos los consejos que nos dan tanto a nivel teatral como a nivel personal acabaré apuntándolos en una libreta porque estoy segura que me servirán en el día a día de mi vida futura.

¿Qué te parece el programa de las Huellas de la Barraca que organiza la Sociedad Estatal AC/E?
¡Es un proyecto creado por un genio! Es algo único. Todo lo que llegue directamente a los sentimientos de las personas es algo mágico y fundamental. En Italia no existe un proyecto parecido, el hecho de permitir que pueblos pequeños puedan recibir espectáculos de tanto nivel cultural es importantísimo para las gentes que voluntariamente deciden ir a verlo, yo lo comparo con el fenómeno medieval de la “Biblia pauperum” que explicaba los evangelios al pueblo a través de grandes dibujos y frases claves y en la lengua vernácula, si aquello era la “Biblia pauperum” esto es el “Teatro pauperum”.

¿Qué esperas de la gira?
Sacar toda la energía que guardo y que a veces bloqueo sin darme cuenta, en la gira quiero demostrar al público todo lo que hemos trabajado y emocionarles por eso. Será fantástico visitar sitios que tienen un gran patrimonio y un gran legado histórico y que no entran en los circuitos ordinarios de los turistas, conocer esas calles y esas personas será algo maravilloso.

¿Cómo son tus compañeros?
Hacemos muy buen grupo, hay gente más tímida y gente más abierta y el hecho de ser diferentes permite dar y recibir cosas nuevas en nosotros. Esta convivencia permite conocernos mejor y conocer sus culturas y sus tradiciones de vida. Hacer teatro es trabajar con los sentimientos y eso nos ayuda a crear lazos muy fuertes con las personas que al final se convierten en tus compañeros y amigos. Es otro tipo de Erasmus completamente diferente al que te esperas cuando llegas a otra ciudad. Conectar el alma a los gestos es un trabajo delicado que te ayuda a darte a conocer de manera mucho más abierta, yo estoy completamente segura de que después de la gira seguiré compartiendo momentos inolvidables con mis compañeros.

¿Qué te ha supuesto participar en Escena Erasmus?
¡Fíjate que yo creía que no entraría en el grupo de Escena Erasmus! El próximo paso que di nada más presentar la solicitud de beca Erasmus fue buscar si existía algún proyecto de teatro en la Universitat y cuando encontré vuestro anuncio empecé a escribir hasta que me contestasteis y me convocasteis para las pruebas de selección. Yo conozco el teatro desde hace un año, y aunque es una pasión muy reciente siento que es algo que tengo que hacer, porque tengo necesidad de canalizar mi energía a través de ello. El taller de Escena Erasmus fue como un “tiramisú”, capa sobre capa, empecé de una manera muy divertida y al final fue duro pero me enseñó a conocerme a mi misma y me permitió saber relacionarme mejor con personas muy diferentes a mi.

Y después de ésto, ¿seguirás haciendo teatro?
Seguro que sí, me presentaré en Padua y diré que he sido alumna de Escena Erasmus y actriz de Las Huellas de la Barraca y seguro que me admiten en el grupo universitario, también quiero seguir formándome en el Teatro del Lemming de mi ciudad, Rovigo.

¿Qué le dirías al público para que viniera a verte?
Que tienen una única posibilidad de ver a nueve personas de nacionalidades europeas transmitiendo sentimientos como si fueran una sola. Espero que lleguemos a explicar con nuestro trabajo que existe otra Europa unida, que hay estudiantes que a pesar de las diferentes culturas y lenguas nos relacionamos porque nos une una misma pasión, en nuestro caso, el teatro.